entrada1

Cuando Paul se levantó de la cama su novia aún dormía y al verla desnuda y destapada no pudo evitar mirarle ese culo tan apetecible que asomaba bajo la sábana. Empezó a besarla y acariciarle el culo y ella despertó queriendo agradecerle ese dulce despertar bajando hasta la polla de Paul y haciéndole una deliciosa mamada.

Una vez estaba mojada y con el coño bien preparado se sorprendió al sentir la polla dura de su novio por el culo en vez de por el coño. Se dejó llevar por el placer matutino disfrutando de una buen meneo anal corriéndose dentro de su potente culito.


Categorías: Culazos